Inicio > Boletín Iesus Caritas > Próximamente

Portada del Boletín Iesus Caritas

 Portada

 

Boletín Iesus Caritas

Boletín de la Familia "Carlos de Foucauld" en España

Últimos Boletines editados en papel


Una Iglesia pobre y con los pobres

(Octubre-Diciembre 2018)

Próximamente 

Memoria de una etapa

(Enero-Marzo 2019)


El equipo de redacción del Boletín, recuperando una antigua tradición, irá publicando con antelación los números previstos para que puedan colaborar quienes lo deseen, ajustándose al tema y al formato del Boletín. Las colaboraciones pueden hacerse llegar, bien por correo ordinario, o bien por correo electrónico a redaccion@carlosdefoucauld.es. La dirección se reserva el derecho de publicar o no el artículo enviado así como de adaptarlo, con el visto bueno del interesado, a la planificación del número planificado o en números siguientes. 

 Enlace a

carlosdefoucauld.org

 



Portada del Boletín 199

Año 2018 (Octubre – Diciembre) 

UNA IGLESIA POBRE Y CON LOS POBRES

"No tengo oro ni plata. Lo que tengo eso te doy: en nombre de Jesucristo el Nazareno, andar" (Hechos 3,6)


Al programar este número de nuestro BOLETÍN pensamos en presentar el misterio de la Iglesia subrayando dos aspectos insoslayables de su propia identidad y misión como son su identidad en total abandono en las manos de Dios («No llevéis para el camino ni bastón ni alforjas, ni pan ni dinero, ni tengáis dos túnicas» Lc 9,3) al tiempo que su presencia pobre en medio de los pobres («No tengo oro ni plata; pero te doy lo que tengo» Act 3,6). La vuelta al Evangelio supone, sin duda, una revolución interior, que cambia nuestra manera de pensar y sentir al tiempo que nos sitúa inevitablemente en mirar la vida desde abajo con los sentimientos y esperanzas de los más pobres. Mucho se ha hablado de que el cristiano “ha de hacerse pobre” y el camino de abajamiento no es otro que hacerse pobre, vivir pobremente y compartir la vida con los que no tienen, no saben y no pueden. Se deduce que aquí no hablamos sin más de “ayudar a los pobres” sino de aceptar nuestra pobreza, en caso de que estemos socialmente en este lugar, o iniciar un camino que nos haga pobres.
 
Jacques Loew definía al pobre en el retiro que predicó en su día a Pablo VI y la Curia vaticana como «el que siempre escucha y su voz no es escuchada jamás». De esa pobreza, que se acerca al enfoque lucano, es la que queremos tener presente aun a sabiendas de las lagunas que impone una publicación impresa. Nos ayuda a comprender nuestra intención el Papa Francisco que el pasado 6 de julio de 2018, una vez más, con motivo del quinto aniversario de su visita a la isla de Lampedusa habló de la cultura del descarte que aplasta a pobres y migrantes: «¡Cuántos pobres son hoy aplastados! ¡Cuántos pequeños resultan exterminados! Son todos víctimas de esa cultura del descarte que en cada vez se denuncia más». El Papa prosiguió diciendo: «Hace cinco años, recordando a las víctimas de los naufragios, durante mi visita a Lampedusa, me hice eco de este permanente llamado a la responsabilidad humana: ‘¿Dónde está tu hermano? La voz de su sangre llega hasta mí’, dice el Señor Dios».
 
Francisco explicó que «no se trata de una pregunta que se les plantee a otros: es una pregunta que se me hace a mí, a cada uno de nosotros». En realidad, matizó el Papa, «debería hablar de muchos silencios: el silencio del sentido común, el silencio del “siempre se ha hecho así”, el silencio del “nosotros” siempre contrapuesto al “vosotros”. Sobre todo, el Señor necesita de nuestros corazones para manifestar el amor misericordioso de Dios por los últimos, los rechazados, los abandonados, los marginados».

Año 2019 (Enero – Marzo) 

MEMORIA DE UNA ETAPA (ÉPOCA IX)

Índice II, nn. 101-200