InicioFamilia espiritual > Asociación española > Guadix > 2003 > Ponencia

Inicio > Hermano Carlos > Su carisma > El carisma del hermano Carlos en el siglo XXI

Inicio > Documentos > Vida y carisma del Hno. Carlos > El carisma del hermano Carlos en el siglo XXI

Inicio > Documentos > Huellas del Hno. Carlos > El carisma de del hermano Carlos en el siglo XXI

Inicio > Noticias > 2003 > Guadix > El carisma del hermano Carlos en el siglo XXI

"EL CARISMA DE CARLOS DE FOUCAULD VIVIDO EN EL SIGLO XXI"

0.    INTRODUCCION.

                                     “La vida de Carlos de Foucauld fue una sucesión de movimientos desconcertantes, épocas que son cada una como la inversión de la época precedente, y que comportan un nuevo punto de partida, a veces, un nuevo comienzo absoluto.” (A. Chatelard).

 

- Si esto es verdad de la vida de Carlos de Foucauld en su trayectoria histórica, añadámosle que desde su muerte en 1916, el mundo ha cambiado radicalmente.

- Es lógico que hoy nos cuestionemos sobre cómo vivir en los comienzos del siglo XXI lo que él vivió en los comienzos del siglo XX.

- Sin perder de vista que sus intuiciones y vivencias geniales, lo que llamamos “el carisma de Foucauld”, siguen y seguirán  teniendo actualidad.

- Pero el carisma de Foucauld necesita ser vivido en estas nuevas condiciones políticas, sociales, económicas, culturales y eclesiales.

- Así pues, proponemos ver someramente en qué momento estamos, en un segundo momento verlo a la luz del Evangelio, y por último, la actualización del carisma de Carlos de Foucauld.

1.    EL MOMENTO ACTUAL.

- No es tan fácil  ver claro en estos momentos. Y no es tan fácil ver por dos razones: la primera porque estamos inmersos en el proceso de cambio que es la característica primordial del momento actual.

“Con el 11 de septiembre empezó una época, pero todavía no conocemos el argumento  ni sabemos cuál es el mito que podrá un día explicarlo”.(L. Gomis).

- Y la segunda porque hay intereses muy poderosos a la hora de informar sobre lo que está pasando que deforman la realidad.

“No es fácil darse cuenta de los procesos de deformación, especialmente cuando se dan de una manera implícita y bajo la apariencia de respeto a la libertad”.(F. Torralba).

- Pero, sin embargo las cosas se van aclarando.

1.1  FECHAS MITICAS.

    - Las explicaciones mitológicas  muchas veces son mas comprensibles que las racionales. Y en este caso, para hablar de lo que está pasando, las fechas nos ayudan a comprender.

- 9 de noviembre de 1989. El derrumbamiento del muro de Berlín.

“Significa el fin de un sistema social, político y económico, que se había presentado como una alternativa al estilo de vida neoliberal de carácter occidental. Desde entonces, el mundo ha perdido su contrapunto y el pensamiento de carácter  neoliberal  lo invade todo”.(F. Torralba).

 - 16 de noviembre de 1989. Ignacio Ellacuría, compañeros jesuitas y dos empleadas domésticas, asesinados en la UCA de San Salvador.

“El Imperio del Norte, al tener las manos libres, liquida restos de otra época”.

 - 11 de septiembre de 2001. Atentado contra la Torres Gemelas de Nueva York.

 “Y aunque los causantes del atentado del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York no hayan sido estrictamente gente pobre, bien pudiera ser que por ese medio haya querido manifestar –vicariamente, sin duda- el descontento con el mundo en que viven y la desesperación de millones de gentes pobres. (Luis de Sebastian).

 - 2002 y 2003. Guerras de Afganistán e Irak. El imperio del Norte intenta con las manos libres, liquidar cuanto se le opone.

“Oposición colectiva y multitudinaria a las guerras que emprenden el Imperio del Norte y sus satélites.  Oposición global a cuantas veces se encuentran los  grandes del Imperio Económico y sus Organismos. Foro Alternativo de Porto Alegre como alternativa de las víctimas del momento actual”

1.2  CARACTERÍSTICAS DEL MOMENTO ACTUAL.

- La globalización. Ya es tópico hablar de la “Aldea global”. Sobre todo en dos áreas: la económica y la comunicación.

- La revolución tecnológica. Por obra y gracia de la informática.

- El Imperio Económico. Globalizado, pero centrado en el Norte y sus Provincias: EE.UU.,Europa, Japón...).

- Las víctimas y los excluidos. Luis de Sebastián en una conferencia en la Cátedra Chaminade el año pasado, contabiliza hasta catorce clases de víctimas del mundo actual: Víctimas económicas, de las crisis, de la innovación tecnológica, del funcionamiento normal de la economía de mercado, del funcionamiento ilegal de los mercados, de la globalización, de la liberalización del comercio, de la internacionalización de la producción, de las nuevas tecnologías, de las crisis financieras, de la deuda externa, de los procesos de ajustes, de las guerras y de las persecuciones, de la exclusión.

- El pensamiento único. Se impone pensar de una única manera. Ese pensamiento único ideológicamente está agotado y en sus manos un medio poderoso: la información.

- Una Iglesia agotada y replegada en sus asuntos internos. Se encuentra acosada, marginada y sin capacidad misionera.

1.3. CONCLUSIÓN.

- Vivimos en un mundo que tiene un centro y el centro ha sido herido de muerte.

 “El corazón  del imperio ha sido gravemente herido, y esto muestra la extraña vulnerabilidad del “orden” político, económico y social que nos sostiene a todos”. (F. Torrralba).

 - Un fantasma recorre el mundo infundiendo miedo y es el “¿qué nos pasará, que le pasará a nuestro mundo?. 

 

2.    LA LUZ DEL EVANGELIO.

- Es necesario que el Evangelio de Jesús nos de luz en estos momentos.

“Cuando empecéis a oír estruendo de batallas y noticias de batallas, no os excitéis; tiene que suceder, pero todavía no es el fin. Es decir, se levantará nación contra nación y reino contra reino habrá terremotos en diversos lugares, habrá hambres: eso es el principio de los dolores de parto”. (Marcos 13,7-8).

“En lo referente al día aquel o la hora, nadie entiende, ni siquiera los ángeles del cielo ni el Hijo, únicamente el Padre. ¡Andaos con cuidado, ahuyentad el sueño, que no sabéis cuándo va a ser el momento! Es como un hombre que se marchó de su país: Dejó su casa, dio a los siervos su autoridad -a cada uno su tarea- y en especial al portero le mandó mantenerse despierto. Por tanto, manteneos despiertos, que no sabéis cuándo va a llegar el señor de la casa -si al oscurecer o a media noche o al canto del gallo o de mañana-, no sea que, al llegar de improviso, os encuentre dormidos. Y lo que os digo a vosotros, lo digo a todos: Manteneos despiertos”. (Marcos 13,32-37).

“Ahora bien, en aquellos días, después de aquella angustia, el sol se oscurecerá y la luna no dará su resplandor, las estrellas irán cayendo del cielo y las potencias  que están en el cielo vacilarán, y entonces verán llegar al Hijo  del hombre entre nubes, con gran potencia y gloria, y entonces enviará a los ángeles y reunirá a sus elegidos de los cuatro vientos, del confín de la tierra al confín del cielo”. (Marcos 13,24-27).

-Todo el capítulo 13 de Marcos es una instrucción sobre el tiempo previo a la llegada plena del Reino. Luego es una instrucción para el tiempo que estamos viviendo.

- Todo lo que está pasando son como los dolores de parto de unos tiempos nuevos que pueden ser caminos que nos lleven a una etapa nueva y mejor de la maduración del Reino.

- Todo el discurso de Marcos se centra más en el comportamiento que debemos tener en estos momentos que en los acontecimientos apocalípticos que se narran.

- Todo lo que se nos dice, en síntesis, son tres cosas:

1) frente a la conflictividad político-social-económica-religiosa se nos exige la capacidad del discernimiento.

2) frente a la venida hoy del Hijo del hombre se nos pide esperanza. Estos momentos son momentos de esperanza. El mundo que está al caer no es el Reino. Por tanto no es nuestro mundo.

3) Es cuestión de estar despiertos, atentos, vigilantes. Lo malo es dormirnos en el pesimismo, en el derrotismo. Esta puede ser nuestra “gran oportunidad”.

- Todo es cuestión de que recomencemos de nuevo como cuando después de la Resurrección en el Evangelio, se les mandó a los discípulos volver a Galilea.

 

EL REINO Y ELSEGUIMIENTO.

“Después que entregaron a Juan llegó Jesús a Galilea y se puso a proclamar la buena noticia departe de Dios. Decía: Se a cumplido el plazo, está cerca el reinado de Dios. Enmendaos y tened fe en la buena noticia” (Marcos 1,14-15).

- Proclamar hoy el Reino como que llega conlleva un aspecto de juicio y de condena como hizo Jesús:

“En el aspecto judicial del Reino, el profeta Jesús proclamó la sentencia de Dios contra los gobernantes debida a la opresión política-económica de su pueblo”. (Ricardo A. Horsley).

- Proclamar hoy el Reino como que llega conlleva un aspecto constructivo y de renovación como hizo Jesús:

“En su misión, concentrada en comunidades rurales, Jesús proclamó un orden social alternativo, de cooperación y justicia social libre de toda opresión” (Ricardo A. Horsley).

- La proclamación del Reino conlleva como esencial en tiempos de Jesús y en todos los tiempos, la llamada al seguimiento:

“Yendo de paso junto al mar de Galilea vio a cierto Simón y a Andrés, el hermano de Simón, que echaban redes de mano en el mar, pues era pescadores. Jesús les dijo: Venios detrás de mí y os haré pescadores de hombres. Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vió a Santiago, el de Zebedeo, y a Juan, su hermano, que estaban en la barca poniendo a punto las redes, e inmediatamente los llamó. Dejaron a su padre, Zebedeo, en la barca con los asalariados y se marcharon con él”. (Marcos1,16-20).

- Lo esencial de la espiritualidad cristiana es seguir a Jesús. En el seguimiento tenemos el primer dato que hay que tener para reconstruir permanentemente nuestro vivir como cristiano.

“La gran preocupación de Jesús no fue crear una escuela de doctrina o una institución religiosa, sino provocar un seguimiento vital”. (Pedro Casaldáliga).

- Acostumbramos a decir “seguir a Jesús tras las huellas del Hermano Carlos”. Lo que quiere decir que lo esencial recae sobre el seguimiento y lo propio del carisma de Foucauld será la forma del seguimiento.

"...espiritualidad del seguimiento de Jesús, al ser este momento esencial, categoría constitutiva y central, del existir cristiano, y hasta criterio último de verificación de la autenticidad de ese mismo existir”. (Julio Lóis).

- Creo que ya estamos en condiciones de entrar en lo específico de estas reflexiones.

 

3.    EL CARISMA DE FOUCAULD EN EL SIGLO XXI.

3.1. LA VIDA DE CARLOS DE FOUCAULD.

- Carlos de Foucauld no fundó nada, no “consiguió” nada como misionero en el Sahara, no dejó nada... sólo nos dejó su vida.

“Es impactante el contraste entre la vida particular de este hombre, tan marcada por sus orígenes, su época, su ambiente y su trayectoria de vida fuera de lo común, y la universalidad de su mensaje, que iluminó el camino de tantas personas a lo ancho del mundo”. (Fraternidad Secular de Africa).

- Aunque fue una vida tan “particular”, su vida ha sido a lo largo del siglo XX, la clave de su “carisma”.

- Todos, creo yo, tenemos la experiencia de que ha sido su vida lo que en un comienzo nos fascinó y ha sido su vida la que nos ha hecho llegar hasta aquí.

- Ahí está la pequeña historia de todas las familias para demostrar lo que ha supuesto la vida de Carlos de Foucauld.

- Creo que aquí está el primer dato para el futuro del carisma de Carlos de Foucauld en el siglo XXI. Dejándonos de “historicismos”, tomar su vida como inspiración.

- Viene la hora de “rehacer su vida”, “revivirla” en las coordenadas de este siglo. Pero, que quede claro, lo primero es vivir lo que Carlos de Foucauld vivió. Aquí está el futuro.

3.2.EL RADICALISMO.

- Lo que más llama la atención en la vida de Carlos de Foucauld es su radicalismo. Quizá no se daba la encarnación del radicalismo evangélico a esta altura desde un San Francisco de Asís.

“Tan pronto como yo creí que había un Dios, comprendí que no podía hacer otra cosa más que vivir para El”. (Carlos de Foucauld).

- No estamos en tiempos de radicalismos, hoy todo es ‘light’, aún en la Iglesia. Y sin embargo es hoy cuando más necesitamos  del radicalismo de un Carlos de Foucauld.

- Es propio del carisma de Carlos de Foucauld hacer suyo el radicalismo evangélico. Y le haríamos un flaco servicio al futuro de este movimiento al “rebajar” las exigencias.

- Pensando en este siglo y en el futuro del “movimiento de Jesús”, mucho nos vamos a jugar si no nos tomamos en serio el radicalismo evangélico como lo vivió Carlos de Foucauld.

- No nos debe poder el que “nos quedemos pocos”. Recordemos cuántos tenía Carlos de Foucauld cuando murió. Quizás este sea el destino de nuestro carisma.

3.3. DESDE NAZARET AL DESIERTO.

- Y del Desierto a Nazaret. Estos son los caminos que transitamos, por esta ruta deben encontrarnos los hombres del siglo XXI, estos son los lugares donde florecerá el carisma de Carlos de Foucauld.

3.3.1. NAZARET

“Toma como objetivo la vida de Nazaret en todo y por todo, en su sencillez y anchura”.

“Tu vida de Nazaret puede llevarse en todas partes: llévala al lugar más útil para el prójimo”. (Carlos de Foucauld).

- Sin abandonar nunca lo que se ha ido madurando en este siglo pasado lo que se llama Nazaret en la espiritualidad de los que han seguido a Jesús tras las huellas de Carlos de Foucauld, es hora de insistir en algo específico para estos nuevos tiempos.

- Nazaret está hoy con los empobrecidos, con los excluidos y con las víctimas del sistema neoliberal.

- Nazaret está hoy en la inserción, la encarnación y la inculturación en el mundo de los empobrecidos, los excluidos y las víctimas de este sistema económico-político-social.

- Nazaret está hoy en asumir las causas del mundo de los empobrecidos, los excluidos y víctimas de esta situación en la que vivimos.

3.3.2. EL DESIERTO.

“Es necesario pasar por el desierto y allí permanecer para recibir la gracia de Dios; es allí donde nos vaciamos, se echa de sí todo lo que no es Dios”. (Carlos de Foucauld).

- Sin prescindir nunca de lo que ha sido el desierto en nuestra tradición y hacer nuestra toda la riqueza de la experiencia de desierto de tantos seguidores de Carlos de Foucauld, debemos priorizar dos aspectos para estos tiempos:

- Lo que el desierto tiene de huída del mundo. No se refiere a la materialidad. Lo que antes fue “fuga mundi”, ahora sería “fuga sistemae”.

- Y el desierto nos tiene que hacer vivir “en las fronteras”. Con los que se aventuran  en la búsqueda de otro mundo distinto.

3.4. EUCARISTIA.

- La Eucaristía debe tener, en el carisma de Carlos de Foucauld tres características: la celebración, la adoración y la transformación en seres eucarísticos

“¡La Eucaristía es Jesús, es todo Jesús!”.

“La fe...querría pasar toda la vida inmóvil a los pies del tabernáculo”.

“La Santa Eucaristía nos debe volver tiernos, buenos, para todos los hombres”. (Carlos de Foucauld).

- La celebración de la Eucaristía. Algo importantísimo es hacer la celebración de la Eucaristía el “centro y el culmen” de nuestra vida  de seguidores de Jesús siguiendo las huellas de Foucauld.

- La adoración. La adoración ante la Eucaristía es para nosotros el lugar donde madura nuestra vertiente mística, donde debe darse el éxtasis, la salida de nosotros mismos y el encuentro con todos, con todo y con el Todo.

- La eucaristización. El que celebra y adora la Eucaristía termina siendo eucaristizado. Es el que asume, personaliza  y es transformado por todos los componentes de la Eucaristía.

- Este último aspecto es el que tiene futuro en el carisma de Carlos de Foucauld.

3.5. HERMANO UNIVERSAL.

- Esta característica del Hermano Carlos, sobre todo en la última etapa de su vida, quizás será el aspecto más relevante de su carisma para los tiempos que vivimos.

3.5.1. LA AMISTAD.

“Hacerme todo a todos: reír con los que ríen, llorar con los que lloran para llevarlos a Jesús. Ponerse al alcance de todos, para atraerlos todos a Jesús”. (Carlos de Foucauld).

- La amistad es el mejor medio que tenemos para llegar a los no-creyentes que serán la mayoría en los nuevos tiempos que nos han tocado vivir, como el mejor aval de los seguidores de Jesús.

- La amistad será nuestra forma privilegiada en las relaciones entre nosotros y con los que nos relacionemos en los ámbitos de nuestra vida cotidiana.

- La amistad deberá ser en estos tiempos nuestra característica como seguidores de Foucauld. Debemos ser ante todo y sobre todo amigos.

3.5.2. HERMANO DE LOS DISTINTOS

“Que su caridad universal brille como un faro”. (Carlos de Foucauld).

- Hoy que el mundo se vuelve una “aldea” se necesitan hombres y mujeres abiertos a todos, sean quienes sean.

- Hoy que nos llegan hombres y mujeres de otras culturas debemos ser de horizontes sin límites que nos señalemos por la acogida.

- Hoy que se da el conflicto entre culturas, religiones y cosmovisiones tendremos que estar abiertos, integrar, aprender de los otros. Es cuestión de abrirnos a los otros abriéndonos al Otro.

 

4.    CONCLUSION 

“Jesús es el Señor: Jesús es el dueño de lo imposible”. (Carlos de Foucauld).

- El dueño de lo imposible, a los que queremos seguir a Jesús tras las huellas de Carlos de Foucauld, nos tiene que llevar a la seguridad de que nuestro caminar por el mundo en la iglesia, es acertado.

- El dueño de lo imposible, a los que queremos seguir a Jesús tras las huellas de Carlos de Foucauld, nos tiene que llevar a decir en nuestro corazón: “Padre mío me abandono a Ti...”

- El dueño de lo imposible a los que queremos seguir a Jesús tras las huellas de Carlos de Foucauld, nos tiene que llevar al último lugar, el de los empobrecidos, los excluidos y las víctimas.

- Y allí vivir con la alegría en el corazón para poder proclamar con María de Nazaret: “Proclama mi alma la grandeza del Señor”.

 

¿Quiénes somos?   -   Contacte con nosotros   -   Mapa del sitio   -    Aviso legal 

Logotipo de la Familia Carlos de Foucauld